¿Qué es la Facoemulsificación?

Es la técnica más usada mundialmente para realizar la cirugía de catarata. Este método consiste en realizar una micro-incisión, a través de la cual se introduce una sonda fina que dispara ultrasonido o láser, para fragmentar la catarata en micro partículas que son aspiradas al mismo tiempo a través del conducto de la sonda. Finalmente se implanta un lente intraocular especial plegable, éste se expande luego en forma perfecta dentro del ojo, reemplazando al cristalino. En la mayoría de los casos no se requiere de puntadas ya que la micro-incisión es lo suficientemente pequeña para auto sellarse. Esta técnica permite una recuperación visual rápida del paciente. La facoemulsificación es una de las técnicas quirúrgicas más seguras y precisas de la oftalmología moderna.

Facoemulsificación

Facoemulsificación

Introducción de Lente

Introducción de Lente

Lente Intraocular

Lente Intraocular

¿Quién es un buen candidato para Facoemulsificación?

La mayoría de las personas con cataratas se benefician con una cirugía de este tipo. Los mejores resultados se obtienen en personas con cataratas en etapa inicial. Es preferible no esperar a que la catarata madure y quite mucha visión ya que un cristalino muy opaco se torna demasiado duro para el facoemulsificador. En general está indicada la cirugía tan pronto como la visión no sea la adecuada para realizar las actividades cotidianas.

¿Qué indicaciones hay previas a la cirugía?

Previo a la cirugía el oftalmólogo debe realizar un examen completo de los ojos para asegurarse que la persona no sufra alguna enfermedad o condición que impida realizar el procedimiento o tener un pronóstico reservado. Es de vital importancia realizar una medición de la longitud del ojo y curvatura de la córnea para calcular el poder del lente intraocular que se va a implantar. No se requiere ningún tipo de preparación especial por parte del paciente.

¿Es doloroso el procedimiento?

La facoemulsificación se realiza con anestesia tópica (en gotas) y no requiere inyecciones o anestesia general. El paciente está despierto durante el procedimiento, pero con sus ojos anestesiados. No debería sentir molestia ni dolor. El procedimiento dura aproximadamente 15 minutos por cada ojo y es ambulatorio.

¿Cuáles son los cuidados post-operatorios?

Es importante no tocar el ojo el primer día y no poner presión sobre este durante 5 días (especialmente no frotarse). Es normal que se presente una ligera molestia en los ojos el mismo día de la cirugía. En general, no se requiere ocluir los ojos, de manera que el paciente sale caminando por sus propios medios de la sala de cirugía. Es de gran importancia aplicar las medicaciones que le sean indicadas, generalmente gotas oftálmicas de antibióticos y antiinflamatorios, para ayudar a minimizar el riesgo de una infección que pueda generar complicaciones en la evolución de la cirugía.

¿Tendré que seguir usando anteojos después de la operación?

La mejoría en calidad de vida de los pacientes operados de cataratas en la actualidad es extraordinaria. La mayoría de los pacientes pueden realizar las actividades normales de visión lejana sin necesidad de utilizar anteojos. Sí tendrá que utilizar anteojos para la visión de cerca a no ser que el paciente se haya implantado Lentes Intraoculares Multifocales.

¿Este procedimiento requiere algún control con el tiempo?

En algunos casos con el paso del tiempo la cápsula (Bolsa donde se colocó el lente intraocular) puede perder transparencia. En este caso se hace necesario limpiar la cápsula opaca. Esto se logra mediante una capsulotomía con láser YAG. Este procedimiento no requiere hospitalización ni incisiones en el ojo y no produce dolor, por lo que no requiere anestesia de ningún tipo y se realiza en el consultorio de manera ambulatoria.

Capsulotomía con Yag láser

Capsulotomía con Yag láser

¿Cuáles son las ventajas de la Facoemulsificación?

  • Anestesia tópica, sin inyecciones
  • Sin dolor
  • Micro-incisión
  • Sin puntos
  • Menor astigmatismo post-operatorio
  • Implante de lente intraocular de última generación
  • Recuperación visual rápida
  • No requiere hospitalización
  • Máxima seguridad
  • Inmediato retorno a sus actividades normales